Misión Imposible. Nación secreta. ¡Tom, que te vas a matar!

Cartel Misión Imposible 5
Fuente: IGN
Como os dijimos ayer, tuvimos la suerte de ver la última producción de Tom Cruise (literalmente, ya que es uno de los productores), que no es ni más ni menos que la quinta entrega de la saga Misión Imposible. Concretamente, ésta lleva por subtítulo Nación secreta y nos cuenta precisamente eso, la presencia de una maraña de espionaje y contra espionaje para cambiar el sistema mundial establecido, a través de una serie de actos que, más allá de lo casual que pueda parecer todo, forma parte de un plan fríamente calculado por el malo de turno, y que nuestro amigo Tom, en la piel del súper agente Ethan Hunt, tendrá que detener, contando con la ayuda de sus amigos y convertidos, esta vez, en repudiados de la inteligencia norteamericana.


A grandes rasgos, éste es el punto de partida de la cinta, la cual recuerda mucho a su primera entrega, salvando, claro está, las diferencias con ella, principalmente en la realización de Brian de Palma; aunque he de admitir que me ha sorprendido mucho este punto en particular, ya que en el filme podemos ver detalles de calidad, con una acción muy cuidada y a la altura del mejor cine francés de este tipo, o unas persecuciones a pie entre luces y sombras, cuyas siluetas nos pueden hacer recordar, muy en la distancia, a las que vivimos en El tercer hombre.

Aparte de esto, en general, el tono de la película se podría resumir con acción elegante y notas de humor entre secuencia y secuencia. Aparte de esto, el concepto es, una vez más, la excusa para que Cruise se luzca en acción con esas escenas en las que se empeña en no utilizar dobles y que quedan tan lucidas (como la del avión, en la que realmente se cuelga durante su despegue). Eso sí, la verosimilitud brilla por su ausencia, y para demostrarlo, evitando azotar con spoilers, sólo os preguntaremos por la capacidad de absorción que tiene un cristal anti balas (¿rebotaría un proyectil dentro de una caja fabricada con este material?) o el aguante que tiene el cuerpo humano ante choques de coches a alta velocidad o caídas de motos sin casco ni ningún tipo de protección. Y, por favor, lo que me dolió en el alma es que un espía, en una misión de campo, vaya en traje por la vida. Lo siento, pero ni el mismísimo James Bond cometería tal fallo, sobre todo, cuando sus compañeros sí que van ataviados para acometer el trabajo.

Misión Imposible 5
Fuente: http://cinergetica.com.mx/critica-mision-imposible-nacion-secreta/
Otro factor que gana muchos enteros es el de los acompañantes del señor Hunt, sus escuderos, y sobre todo, Simon Pegg, del cual me considero fan absoluto, y que le gana la partida al protagonista en ese juego sutil de miradas y gestos sin necesidad de soltar el texto, aunque aquí también lo borda. Eso sí, el punto negro se lo llevan Jeremy Rener y Alec Baldwin, aunque por razones diferentes. En el caso del primero, y tratándose de un héroe de acción estilo Vengadores o la última de Bourne, aquí no pasa de lucir palmito con unos trajes que, aceptémoslo, le quedan realmente bien. En el caso del señor Baldwin, su interpretación no pasa de la sorpresa y de la suerte de cazador de espías para controlar toda la inteligencia americana a través de la CIA. Una pena que no le hayan sacado más jugo a un tipo como él.

En cuanto al apartado técnico, además de la elegancia de las secuencias de acción, merece la pena la fotografía de localizaciones tan bellas como Londres o Viena. Eso sí, la aparición de ruido o grano en muchos planos subexpuestos hizo que mis nervios estuviesen a flor de piel y no por esperar la muerte de alguno de los miembros del elenco principal.

Por cierto, hay, al menos que yo haya visto, una aparición de la Regla de las tres veces, así que es un buen momento para agudizar vuestros sentidos cinéfilos y descubrirla. ;)

En general, se trata de un filme al que yo situaría muy cerca de la entrega que inició la saga, por el que merece la pena pagar la entrada y sentarse a disfrutar, aceptando sus reglas y comprendiendo que lo que vemos no es fiel (como nunca lo ha sido en ninguna de estas películas) a la realidad; pero con la que vamos a pasar un rato divertido con un trabajo de calidad y realizado con muy buen gusto.

Estamos deseando que nos contéis vuestras opiniones cuando veáis a Tom Cruise colgado de los cielos y repartiendo estopa como sólo él puede hacer, así que no dejéis de pinchar en la sección de comentarios y escribidnos, que nos hará mucha ilusión. ;)

CONVERSATION

0 comentarios:

Publicar un comentario