Maléfica: no te creas el cuento.

Don't believe the fairy tale

Por @tramadelanas

La primera película de animación que vi en casa fue La Bella Durmiente de Disney. Fue mi primera película de VHS y eso marca. La vi tantas veces que aún recuerdo algunos diálogos y la impresión que me causó escuchar aquello de "se pinchará con el huso de una rueca... y morirá". (¿Cuántos de mi generación habremos aprendido las palabras "huso" y "rueca" gracias a esa historia?)
No hace falta que diga que en cuanto supe que habían estrenado una nueva versión, y también de Disney, quise verla sí o sí. 
Maléfica
"Maleficent" by Global Panorama (Flickr)

Como cada #miércolesdecine, fui a mi cine favorito y disfruté como una enana viendo la nueva versión. Como una enana, sí. Llamadme nostálgica, pero me encantó la historia; esa vuelta que le han dado para que sea más creíble, más lógica, más humana y más mágica a la vez.

El lema es Don't believe the fairy tale y así es. Además de un par de críticas sutiles  ̶no olvidemos que es una peli de Disney ̶  al maltrato animal, a la naturaleza y a lo malvada que suele ser la raza humana, la historia le hace a uno olvidar aquella que nos han contado una y otra vez. No hay que creerse lo que nos cuentan, debemos dudar de que los malos sean tan malos y los buenos tan buenos. Suele haber otra historia que no nos han contado, otra versión. Eso me ha gustado mucho. 

En la película clásica la historia central era la de Aurora, su maldición, su príncipe, sus patosas hadas madrinas, los animalitos del bosque alucinados con su maravillosa voz, los reyes viviendo estupendamente sin la responsabilidad de criar a su hija (las cosas como son) y la mala malísima de Maléfica con su cuervo de aquí para allá poniéndolo todo verde. 

Sin embargo, esta nueva versión se centra en la identidad de Maléfica y ofrece una historia mucho más creíble, al menos para mí, que la versión clásica. En esta época de precuelas, Maleficent cuenta la historia del personaje, su evolución y su identidad.

Angelina Jolie interpreta un papel creado para ella, está simplemente fabulosa; parece que es ella misma durante toda la película. Obviamente, aquí la historia es la suya (¿cómo se llama la película?) y a mí me ha convencido.

Creo que todos los niños (y los padres, tíos, abuelos...) que hoy en día están rodeados de Princesas Disney (otro día os daré mi opinión sobre este tema, que tiene telita) deberían ver esta película. Ni amor a primera vista, ni príncipes azules, ni gaitas, hay que ser honesto y fiel; si no lo somos, hemos de ser conscientes de las consecuencias. 

CONVERSATION

0 comentarios:

Publicar un comentario